Lo más importante es tener una actitud positiva ante los problemas y pensar en lo que puedes hacer para solucionarlos.

Si aun así no te sientes mejor, puedes llamarnos y charlar con nosotros. Te escucharemos y te aconsejaremos sobre lo que te preocupe: el amor de tu vida, tu trabajo, tu destino y el de tus seres queridos...
Y puede que después te sientas mejor. ¡Llámanos! ¡No tienes nada que perder!